miércoles, 31 de marzo de 2021

JUAN BELIERA "PATRON JUAN" FUNDADOR DE LA FAMILIA BELIERA.

 
Bellera, Belier, Beliere, castellanizado en Beliera sería el origen del fundador de la familia en nuestro país.¿Quién era?, ¿cuál era su verdadero apellido?, ¿en qué lugar nació?, ¿quiénes fueron sus padres?, interrogantes aun no resueltos, saberlo, como todo apasionado a la genealogía es una obsesión, espero poder resolverlo antes de partir de este mundo y de no lograrlo, espero algún otro descendiente pueda llegar a  destrabar  esta  incógnita cuando se  permita o se abran al público los documentos antiguos conservados en el Juzgado de Paz del Partido del Pilar.


Distintos han sido los testimonios orales de algunos parientes mayores en momento de ser entrevistados en el siglo pasado y quienes, a su vez, manifestaron haberlos recibido de sus padres o abuelos. Para unos era “un pirata”, otros dijeron “que era un desertor de la marina francesa”, etc. y sobre su origen, todos coincidieron que era de nacionalidad francesa.

Hace un tiempo atrás, la Dra. Claudia Agnes ubico en el Archivo de Indias de Sevilla un expediente, cuya referencia me fue facilitada y aprovechando un viaje a ese lugar de la Ing. Graciela Araceli Abad le pedí si era factible gestionarlo, a su regreso depositó en mis manos ese encargo, a ellas, por su colaboración, mi agradecimiento.

Este documento compuesto de quince folios nos aclara la verdadera profesión y actividad de nuestro genearca antes de su arribo a estas tierras, donde estimo fue después de 1744, pues el censo de ese año no lo registra en la "Cañada de Escobar abajo" y en el "Rincón de la Cañada de Escobar", lugares donde pocos años después se lo detecta.

Juan Beliere, así figura en el documento, era un marino dedicado al comercio de mercaderías trasladadas en su Tartana francesa nombrada “San Juan”; en este caso desde el puerto de Cádiz, España, de donde partió el 22 de marzo de 1740 y arribo el 10 de abril de ese año a la ciudad de Veracruz, México.

En este manuscrito se detalla el itinerario recorrido, cantidad y variedad de la mercadería trasladada a saber: azogue, vino, aguardiente, almendra, aceite, azafrán y otras especies, como también resumen de los importes facturados, percibidos e impuestos.

Según el diccionario, la Tartana es una embarcación menor de un solo palo, perpendicular a la quilla y vela latina, es muy usada en la pesca y tráfico de cabotaje. Cabe la posibilidad de que su llegada a este continente haya sido a bordo de esa embarcación.


                                                

 Copio una parte del expediente:

 

 

Otro precedente anterior lo había hallado en el archivo de Geodesia de La Plata. Se trata de una mensura de tierras del año 1898 donde un gráfico muestra la fracción de campo de su propiedad y un escrito muy interesante y no normal del agrimensor, dice: “Posesión del marino francés Juan Beliera, fundador de la familia Beliera conocido por “Patrón Juan” desde mediados del siglo pasado".  

                                                                         

“Patrón”, persona  que manda  y dirige una  embarcación pequeña, según el significado o, en otro  término, “capitán”. Las  tierras  adquiridas  por Juan Beliera de grandes dimensiones tenían su frente al arroyo Escobar y en ese entonces eran utilizadas principalmente para la  cría y pastoreo de ganado vacuno y lanar. Con el tiempo se fueron redujendo en fracciones menores como consecuencia de las sucesivas adjudicaciones a los herederos, dando  paso a loteos y a la creación de nuevas poblaciones que  hoy  comprenden parte de las localidades de Garín, Maschwitz y Maquinista Savio, del  partido  de  Escobar. Otras  propiedades  las  poseía  en  el  partido de Lobos  y  una  vivienda  en  la  ciudad sobre  la  calle Paraguay y Carlos Pellegrini, manzana luego demolida para el ensanche de la avenida 9 de Julio.

Sobre el lugar de su morada y establecimiento definitivo hasta su muerte Ángel Juan Beliera, en una entrevista realizada en su vivienda por el año 1982, decía: “recuerda siendo muy joven los comentarios de su abuelo y en un mapa le mostraba el trayecto desde donde había venido el primer Beliera procedente de Francia. Había desertado de la marina de ese país y al llegar a estas tierras se instaló a un costado del arroyo Garín donde tenía una choza, cazaba nutrias y las llevaba a las barracas para vender los cueros. Luego se casó con una indiana, tuvo varios hijos y comenzó a comprar tierras…”.

Por su parte Juana Demetria Beliera aporto: “el primero de los Beliera era francés, tenía varios hijos, la casa la tenían en un lugar llamado los Patos” en referencia a un criadero de esas aves situado muchos años después cerca del arroyo Escobar en la localidad de Garín.

Los archivos, principalmente el de la parroquia de Nuestra Señora del Pilar de la localidad del mismo nombre, fueron de gran ayuda para realizar la genealogía de la inmensa familia Beliera formada en más de diez generaciones.

Juan Beliera nació por 1704, contrajo matrimonio el 15 de mayo de 1756 en Pilar con Basilia Antonia Olivares, nacida hacia 1743 e hija legítima del capitán Antonio de Olivares y de Josefa Luisa Moreno o Rodríguez Moreno, nieta paterna del chileno Pedro de Olivares y de Petronila Cabral de Ayala Fernández Agüero y nieta materna de Pedro Pascual Moreno y de Juana Gil de la Rosa.

Juan Beliera falleció el 8 de octubre de 1814 “de 110 años”, así consta en la partida de su defunción y no faltó quien me dijera "los curas escribian cualquier cosa". Lo cierto es que su edad era cierta y está ratificada en los censos de 1813 y 1814 efectuados previos a su deceso. Fue sepultado en la Santa Recolección de Buenos Aires por disposición testamentaria al igual que su esposa, quien dejo de existir el 15 de noviembre de 1819, ambos hicieron testamento el cual no fue protocolizado y la partición de sus bienes heredadas por sus hijos se tramito con intervención del Juzgado de Paz del Pilar.                                                    

                                                                  

 

Juan Beliera y Basilia Antonia Olivares fueron padres de 11 hijos conocidos de los cuales dos, Mariano del Pilar y Juan Antonio, dejaron descendencia hasta la actualidad con el apellido Beliera.

1).- Juan Tiburcio Beliera (1762-1810). Casó en Pilar el 31 de mayo de 1797 con Catalina Velázquez o Velasco, nacida por 1762, viuda de Sebastián González e hija de Felipe Santiago Velázquez o Velasco y de Ana López de Viveros. Con descendencia.

 

2).- María del Pilar Beliera (1764-1849). Casó el 28 de diciembre de 1799 en la parroquia de San Nicolás de Bari de Buenos Aires con Francisco Antonio Santellán, hijo de Ignacio Santellán y de María Magdalena Montenegro. Con descendencia.

 

3).- Mariano Beliera (1769-1836). Casó primero el 20 de agosto de 1802 en la Iglesia de Nuestra Señora de Luján con Petrona Méndez, nacida en 1785, hija de Juan Pablo Méndez y de Manuela Palomeque. Sin descendencia. En segundas nupcias contrajo matrimonio con Simona Noriega, padres de dos hijos fallecidos en la infancia. 


Mariano Beliera, quien también aparece en algunos documentos con el nombre Mariano del Pilar como su hermano,  en su testamento del 25-08-1829 dispone en una clausula a cumplir por sus albaceas la libertad gratuita de sus dos esclavos llamados Pedro Pablo y Petrona, como también a los cuatro libertos hijos de estos últimos, Donata, Enrique, Cecilia y Juana Ventura. Investigada una de las ramas halladas del apellido Beliera en los libros de la Parroquia San Lorenzo del pueblo de Navarro, se pudo comprobar que descendían de los esclavos mencionados, estos adquirieron el apellido de su amo y dejaron una amplia sucesión en Navarro y Lobos que llega hasta nuestos días y es posible que desconozcan su origen familiar..

 

4).- Juan Antonio Beliera (1771-1834). Casó el 9 de noviembre de 1804 en la parroquia de San Nicolás de Buenos Aires con María Victoria Auli (1790-1845), hija de Miguel Auli y de Luciano López. Con descendencia.

 

5).- Manuela Beliera (1774-1774). Falleció de 5 días.

 

6).- Pedro Nolasco Beliera (1775-1803). Soltero.

 

7).- Luciano Beliera (1777-1777). Falleció de 7 días.

 

8).- María Francisca Beliera (1778-1826). Casó con Baltasar José Ponce de León (1782-1867), hijo de Bernardino Ponce de León y de María Jacinta Álvarez. Con descendencia.

 

9).- María Isidora Beliera (1781-1859). Contrajo matrimonio en Pilar el 12 de mayo de 1811, con Santiago González (1780-1839), hijo de Sebastián González y de Catalina Velázquez o Velasco. Con descendencia.

 

10).- Mariano del Pilar Beliera (1784-1826). Contrajo enlace 9 de noviembre de 1811 en Pilar con María Vicencia González (1792-1852), hija de Sebastián González y de Catalina Velázquez o Velasco. Con descendencia.

 

11).- María Mauricia Beliera (1790-1822). Casó en Pilar el 16 de mayo de 1807 con Francisco Benito Maderna (1786-1871), hijo de Francisco Justo Maderna de María Josefa Escobar. Con descendencia.

 

Hasta aquí la primera parte de esta historia, continuara...

 

 

                                                                                 Aldo Abel Beliera

                                                                                 Sexta generación

                                                                                 01-04-2021

 

 

domingo, 28 de marzo de 2021

DEFINICIONES SOBRE EL ESCUDO HERALDICO DEL APELLIDO BELLERA Y SU IGUAL BELIERA SEGUN EL DICCIONARIO FRANCES - ESPAÑOL




BELIERA-BELLERA. Estos apellidos son de origen francés y provienen sin lugar a dudas de BELIER o VELIER.

El escudo de familia se remonta aproximadamente al año 1.100, según la heráldica es de formato francés, como blasón lleva un "carnero saltante" y carnero en francés se escribe "Belier".

Su pronunciación es Bélie, acentuado en la primera e. El carnero lleva colgado de su cuello un cencerro plateado en forma sobresaliente. En francés cencerro se escribe Beliere y se pronuncia "Beliér".

En heráldica a este tipo de escudo se lo denomina "parlante", ya que en el se grafican objetos y componentes del apellido de familia.

En consecuencia el escudo nos transmite el apellido originario y la clave la dan dos elementos sobresalientes que son: "el carnero y el cencerro". El primero nos da la escritura exacta del apellido que es "Belier" y el segundo, cuya fonética es "Beliér", nos indica la pronunciación.

Etimológicamente la palabra francesa beliere-cencerro deriva del bajo latín cuya raíz proviene de BELLERIA (campana-campanilla) que se asemeja  a Bellera si se extrae la "I".

El primer miembro llegado a nuestro país, Juan Beliera, no firmaba por no saber hacerlo (asi lo dicen los escribanos en las escrituras de compras de tierras, firmando a su ruego un testigo). Ello nos da la pauta que no sabía leer ni escribir español y quizás, debido a su pronunciación, su verdadero apellido fue modificado o castellanizado. No obstante en algunos documentos se lo encuentra con los apellidos Velier, Veliera, Belier, Bellera; lo mismo ocurre en algunos descendientes, situación que en cierto modo colabora con el análisis y las interpretaciones expresadas anteriormente.

A ello debemos sumar un nuevo documento, el cual en parte se reproduce en el articulo publicado recientemente sobre el fundador de nuestra familia, donde es nombrado Juan Beliere.